SIN PERFIL

Redacción Contextos, diciembre 31, 2017

Por ANTONIO TAVERA AYALA.

TERMINA 2017 E INICIA UN NUEVO AÑO”, Amigos míos, finos lectores de Contextos, estamos por terminar un año más, ¿Cuál fue la enseñanza que nos deja 2017?, ¿Qué esperamos para 2018?, ¿Las metas se han logrado, o son objetivos sin metas? Cada día la vida se pone más difícil y compleja, en el argot político se dice que cuando llega un personaje del partido político que sea a ser Presidente Municipal, y la administración la llevan con las patas no con el cerebro, dicen: “No creo que llegue otro más pendejo, tranza, y corrupto que este” pero lo peor es que si llega al cambio de administración, superándolo con creces y en este supuesto del año viejo pensamos no creo que el que venga sea peor que este que termina, y la verdad que sí se van empeorando las cosas cada vez más, para muchos 2017 deja una estela de destrucción, de desesperación, de impotencia de no poder lograr las metas y objetivos, para otros de incumplimiento de los gobiernos, para otros sin hogares, otros con pérdidas humanas y materiales como es el caso de los damnificados de los huracanes y los terremotos, si a todo a esto que se dice se le agrega lo mal que gobiernan las autoridades, así como los aumentos de las gasolinas, gas, canasta básica, tarifas de transporte, y un largo etc., etc., que en este último etc. entran las campañas políticas para 2018 que es puro tirar dinero a la basura, sin ningún beneficio para la sociedad, porque ya andan en pleno apogeo que disque en las precampañas, porque ¿qué se puede hacer con un aumento al salario mínimo de 8 pesos, por eso que podemos esperar de un año que viene, recuerdo que en el mes de septiembre de este año en curso, en las redes sociales decían, “Sorpréndeme septiembre”, y si los sorprendió con huracanes y temblores, con el simple hecho que se vienen las elecciones para elegir presidente de la república, senadores, diputados federales, locales, gubernaturas y presidencias municipales, la cosa se va poner de a peso, con ese solo hecho para que queremos más sorpresas, escuche en la radio las entrevistas y comentarios que hacían acerca de que la gente gastará su aguinaldo en hacer comida, cena y convivios con sus familias, a raíz de que empezaron a valorar más a la familia sobre todo en la Ciudad de México, a causa de los terremotos, si algo existe más preciado es la propia familia, así como los verdaderos amigos, por ello pienso que si queremos que el 2018 sea mejor debemos contribuir para que se logre, a pesar de todo lo que se prevé que vaya a pasar, lo que si les recomiendo que debemos ser agradecidos con el Ser Superior que nos da fuerza y fortaleza para continuar enfrentando los retos, los problemas, las tragedias, los acontecimientos naturales, o accidentes provocados por mismos seres humanos, accidentes que nos estropean la vida, detienen los proyectos, o en su defecto terminan con la propia vida o dejan inválidos para el resto de la misma, dejando seres inocentes sufriendo, en fin señores, esta columna es para que sirva de reflexión, tratemos de estar bien con el Todo Poderoso, amando al prójimo, y poniendo nuestro granito de arena para que el mundo cambie, y sobre todo que nuestro entorno sea mucho mejor, por ello les deseo que se hayan pasado una noche buena esplendida, con una navidad de paz y espiritualidad, y tengan una despedida de un año que termina con moderación y reciban el nuevo con enjundia y se cuiden de algún disoluto que los quiera amolar, un abrazo para todos. Lectores de CONTEXTOS, DIOS los bendiga, hasta la próxima.

Comentarios

Comentarios

,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

abraham

abraham