SIN PERFIL

Redacción Contextos, noviembre 30, 2017

Por ANTONIO TAVERA AYALA

CRISIS EN LA UNIVERSIDAD MICHOACANA DE SAN NICOLÁS DE HIDALGO” PRIMERA PARTE, Los factores que influyen para que la gloriosa Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, esté en una situación económica por demás terrible, caótica, inhóspita, endeble, y sinuosa, no es de hoy en día, tiene su historia, que mucho se debe a las acciones deficientes de diversas rectorías que lejos de beneficiar a la institución mediante esas decisiones tomadas, han venido a perjudicar de una manera tal que han arrastrado a esta universidad al estado actual de vulnerabilidad, desastre y complejidad que la tienen tomada y paralizada, porque aparte se vislumbra una total apatía por resolver la situación, tanto por la rectoría, como por las autoridades estatales, se ha perdido todo sentimiento de gratitud, respeto, identidad, pertenencia, amor a la institución y lo único que se busca es el beneficio económico cueste lo que cueste y se acabe lo que se acabe, eso significa que no se identifican con ella y lejos de protegerla le dan de patadas al pesebre, por lo que cabe esta frase popular vulgar y hasta prosaica, “no te acabes Universidad”, también sospecho con el pecho y calculo con la cabeza que, la gran mayoría de maestros y empleados de la Universidad, así como los propios rectores desconocen la historia de la institución, por tal razón me atrevo a compartir esta primera parte de la historia de nuestra máxima casa de estudios y haber si así le tienen mas amor y se dedican a trabajar para reivindicar a nuestra benemérita Universidad, porque les puede pasar lo que al crimen organizado, al sindicato de luz y fuerza del centro, a los propios normalistas y que está en veremos el propio magisterio, por ello, les dejo aquí parte de la historia de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. “…La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo se estableció el 15 de octubre de 1917 y es, en la actualidad, la institución de educación superior de mayor tradición en el estado de Michoacán. Sus antecedentes históricos se remontan a 1540, año en que Don Vasco de Quiroga fundara en la ciudad de Pátzcuaro el Colegio de San Nicolás Obispo; gracias a sus negociaciones, Carlos I de España expidió una Cédula Real el 1o. de mayo de 1543, en la que aceptaba asumir el patronazgo del colegio, con lo que a partir de esa fecha pasaba a ser el Real Colegio de San Nicolás Obispo. En 1580 con el cambio de la residencia episcopal de Pátzcuaro a Valladolid, San Nicolás también fue trasladado fusionado al Colegio de San Miguel Guayangareo. El 17 de octubre de 1601, Fray Domingo de Ulloa recibió la bula de Clemente VIII, que ordenaba establecer un Seminario Conciliar aprovechando la infraestructura de San Nicolás. A finales del siglo XVII el Colegio de San Nicolás sufrió una profunda reforma en su reglamento y constituciones, que sirvió de base para la modificación al plan de estudios de principios del siglo XVIII, en el que entre otras cosas se incluyeron las asignaturas de Filosofía, Teología Escolástica y Moral. Un Real Decreto del 23 de noviembre de 1797, concedió a San Nicolás el privilegio de incorporar las cátedras de Derecho Civil y Derecho Canónico a su estructura. Al comenzar el siglo XIX, las consecuencias del movimiento de independencia encabezado por un selecto grupo de maestros y alumnos nicolaítas, entre los que se ubican Miguel Hidalgo y Costilla, José Ma. Morelos, José Sixto Verduzco, José Ma. Izazaga e Ignacio López Rayón, llevaron al gobierno virreinal a clausurarlo. Una vez consumada la Independencia de México, las medidas tendientes a la reapertura del plantel se iniciaron durante la década de los años veinte, tras una larga y penosa negociación entre la Iglesia y el Estado, el Cabildo Eclesiástico cedió, el 21 de octubre de 1845, a la Junta Subdirectora de Estudios de Michoacán el Patronato del plantel. Con esta base legal, el gobernador Melchor Ocampo procedió a su reapertura el 17 de enero de 1847, dándole el nombre de Primitivo y Nacional Colegio de San Nicolás de Hidalgo, con ello se inició una nueva etapa en la vida de la institución. Al triunfo de la Revolución Mexicana, cuando a escasos días de tomar posesión del gobierno de Michoacán, el ingeniero Pascual Ortiz Rubio tomó la iniciativa en sus manos, logrando establecer la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo el 15 de octubre de 1917, formada con el Colegio de San Nicolás de Hidalgo, las Escuelas de Artes y Oficios, la Industrial y Comercial para Señoritas, Superior de Comercio y Administración, Normal para profesores, Normal para profesoras, Medicina y Jurisprudencia, además de la Biblioteca Pública, el Museo Michoacano, el de la Independencia y el Observatorio Meteorológico del estado…”, Una historia tan hermosa y que data de siglos y siglos los políticos, rectores, empleados y profesores le han dado en la madre y la han mandado al diablo, porque ni la conocen, ni la entienden, ni les interesa, porque han convertido a la benemérita en el negocio del siglo y es increíble que en 100 años se la acabaron, sé muy bien que a muchos no les gustará pero no escribo para que les guste sino para que entiendan que se pueden quedar sin trabajo. Amigos todos así es el panorama.  www.contextosmichoacan.com a sus órdenes.

Comentarios

Comentarios

,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

API felicita a Contextos por su Aniversario #28

API felicita a Contextos por su Aniversario #28