DE UN BUEN GOBIERNO

Redacción Contextos, noviembre 25, 2017

Por Rafael Morales González
Jefe de Tenencia de Gambara

Un buen gobierno jamás lastima a su pueblo, de ningún modo. Pues, sabe que su salud y su fortaleza estriba en la estabilidad emocional y económica la clase trabajdora.
En un buen gobierno se trabaja cada día con responsabilidad, con ímpetu, anteponiendo siempre y ante todo el bienestar social de la gente. Y siempre tendrá presente que, lo más importante de su gobierno son los ciudadanos. Por ello, una vez siendo gobierno, deberá emprender una serie de acciones:
1ra. Convocar a las organizaciones de la sociedad civil, a los diferentes gremios, a los sidicatos, a los diferentes sectores de la sociedad, e invitarlos a participar, y a involucrarse de forma directa en las políticas públicas que practique el nuevo gobierno. Y a la vez a que expongan sus ideas de cómo se puede ser un mejor gobierno.
Por supuesto que, el gobernante en todo momento mantendrá su derecho constitucional de administrar y gobernar a su pueblo, sobre todo y ante todo su autonomía e independencia política, por encima de toda presión de grupo u organización.
2da. Destinar los recursos suficientes para impulsar el comercio local. Atendiendo a la premisa “consumiendo lo local fortalecemos nuestro Municipio”.
3ra. Producir y desarrollar los cultivos principales de la región, ya que la agricultura es el alma de la nación mexicana, principal motor de Michoacán y, sin duda alguna, el corazón de Múgica.
4ta. Impulsar la educación y la cultura. De este modo, se elevará significativamente el nivel de vida y de consciencia de los ciudadanos, haciendo de ellos un pueblo culto y preparado, según lo requiera su tiempo y sus necesidades.
Continuando con la exposición de esta idea, prosigo.
Un buen gobierno, pugnará porque su pueblo goce de libertad de pensamiento y de libre expresión de las ideas, por supuesto, atendiendo a la máxima de Juárez: “Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”. Al mismo tiempo, garantizando siempre el derecho de asociación y del libre ejercicio de la profesión, siendo siempre prudentes, moderados y discretos… Para que así, podamos los ciudadanos vivir en un mundo más civilizado.
En un buen gobierno, en aquel que impulsa el comercio local, en aquel que le apuesta a la agricultura, reconociendo su importancia para el sustento de miles de familias; en aquel gobierno que, promueve la educación y la cultura, nunca faltará la salud y la vivienda. Pues, un pueblo libre, trabajador y culto, merece un hogar digno, y la salud no debe faltar en sus familias.
Por lo anterior ello, un buen gobierno, deberá trabajar en la gestión de escuelas y hospitales, de viviendas para los más humildes.
Un buen gobierno, deberá crear programas sociales, propios de su región, que le permitan llevar a cabo acciones concretas, factibles y completamente aplicables a los diferentes sectores que gobierna.
Un buen gobierno, produce buenos ciudadanos; y en un lugar donde hay buenos ciudadanos se vive feliz.

Comentarios

Comentarios

, ,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

abraham

abraham