EL GUAYABO VIEJO RECIBE CON JÚBILO AL DIPUTADO RAYMUNDO ARREOLA ORTEGA

Redacción Contextos, noviembre 16, 2017

*Escuchó necesidades y les entregó silla de ruedas, despensas y sombrillas.

El Guayabo Viejo, municipio de Múgica, Mich.-En esta comunidad, donde las casas se encuentran muy dispersas unas de otras, unas 40 personas recibieron con júbilo al diputado local, Raymundo Arreola Ortega, quien escuchó sus necesidades más urgentes a solucionar, a la vez que les entregó una silla de ruedas, despensas y sombrillas a todos los asistentes.

Reunidos en la escuela primaria Independencia, conformada únicamente por dos aulas, donde se imparte el nivel básico y la secundaria a través del CONAFE, Arreola Ortega entregó una silla de ruedas al señor Nicolás Vega Diaz, quien quedó postrado en cama luego de sufrir un accidente.

Escuchó también distintos planteamientos, entre ellos la necesidad de construir un aljibe que permita el almacenamiento de agua que sirva para abastecer los baños del plantel, a lo que el diputado priista se comprometió a dar pronta respuesta.

La señora Esperanza Pérez Hernández solicitó ayuda ante la necesidad de ser dializada dos veces por semana, ante lo cual Arreola Ortega se ofreció para gestionar su incorporación a los sistemas de salud con que cuenta el gobierno del estado, para que la carga económica sea menos onerosa, ya que la gran mayoría de familias de esta comunidad se sostiene de las labores del campo.

También le pidieron el mejoramiento de la cancha de usos múltiples de la escuela primaria, la cual por el paso del tiempo está fracturada en su piso, así como una limpieza en la zona lateral de la carretera Federal de lo que comprende el poblado, ya que es el área que utilizan los pobladores para trasladarse a sus trabajos o sus viviendas.

Arreola Ortega se ofreció a ver por esas necesidades y aprovechó el momento para hacerles entrega de despensas, las cuales ayudarán a mitigar la difícil situación que viven en estas zonas las amas de casa, así como una sombrilla, la cual será de gran utilidad para protegerse de los inclementes rayos del sol que caen en esta región de la tierra caliente.

Arreola Ortega les dijo a los pobladores que “no me gusta llegar con las manos vacias a donde me reciben”, lo cual arrancó sonrisas de agrado, al tiempo que recibían su regalo en un lugar donde nadie les había regalado nada.

Comentarios

Comentarios

,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

abraham

abraham