ALGO PARA RECORDAR

Redacción Contextos, noviembre 9, 2017

Por Hipólito Hernández Huerta

Cronista de Nueva Italia Archivo histórico del poder ejecutivo del estado de Michoacán

Cabe en estos momentos recordar algo referente al agua potable de Nueva Italia, ya que en los inicios de la fundación del ejido más grande de México el agua que tomaba la mayoría de la población era del “Ojo de agua”, el cual se encuentra en la falda del cerro y era distribuida en burros a los que les cargaban cuatro botes alcoholeros o mantequeros y era comprada por los vecinos, para lavar se utilizaba el agua que llegaba a la población en arroyos que transportaba agua cristalina y donde las mujeres lavaban era en la esquina de la casa de don Juan conocido como chaquetas, otro lugar se ubicaba en donde se encuentra el auditorio municipal, también en el centro, donde actualmente es de aguas negras pero su agua era limpia, ya que era primeramente utilizada por el molino que lo hacía funcionar, después era utilizada para producir energía eléctrica .
Pero todo se fue acabando debido al crecimiento de la población por lo que se tuvo que buscar la forma de potabilizar el agua y le correspondió al Profesor Mateo Ramírez Martínez en su segundo periodo como edil iniciar la construcción de una planta de las más modernas en su tiempo, aunque la obra no se terminó durante su gestión le siguió Julio Landa y culminada por uno de los mejores presidentes que ha tenido Múgica, el Dr. Emiliano Moreno Ramos como interino.
El gran administrador fue el Sr. Guerra, creo su nombre era Sergio (no recuerdo bien su nombre), hombre de una calidad Moral a toda prueba y uno de los primeros trabajadores que conocía todo el sistema era Juventino Sapién, quien ya está jubilado y sufriendo por que no le pagan a tiempo. Con el funcionamiento de la red de agua potable toda la población podía tomar de esa agua porque estaba perfectamente bien tratada con decantación, gas cloro y tubería limpia, podemos decir que de la avenida Lázaro Cárdenas cinco calles al cerro y cinco al poniente tenían su medidor que al final de cuentas nadie respetó y se vinieron los problemas.
Durante algunos años funcionó bien el sistema pero vinieron los problemas con los ejidatarios que se sintieron dueños de la red y se la quitaron al ayuntamiento, por lo que se inició la instalación de tomas clandestina y donde nadie pagaba, posteriormente se recuperó el sistema pero el mal ya estaba hecho, pues los ejidatarios no querían pagar porque era de ellos y así ha sido hasta la fecha.
El ayuntamiento recupera el sistema pero como ya se habían instalado tomas de más el agua dejó de ser suficiente y comienza la instalación de pozos artesianos como el que funcionó en un tiempo en la calle Nicolás de Regules por el rumbo del estadio.
Nuevamente se rehabilita la planta colocando destiladores de carbón activado que iba a dar agua pasteurizada a un sector de la población pero como nada cuidamos solo funcionaron unos días, estos fueron colocados siendo presidente Armando Medina o Raymundo Arreola, no recuerdo quien fue de los dos.
En la actualidad estamos padeciendo del agua en varias colonias, no sabemos hasta cuándo, lo que sí se oye es que al parecer se cortó el suministro de energía eléctrica por parte de la CFE que según comentarios se le deben más de 300 mil pesos.

Hasta la próxima.

 

Comentarios

Comentarios

,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

abraham

abraham