Reflexión en tiempos de veda electoral

Redacción Contextos, octubre 12, 2017

Por Miguel A. Mariscal

La veda electoral impuesta por las autoridades electorales a partir del pasado 7 de septiembre frenó de tajo los impulsos que muchos traían por hacer una especie de pre campaña anticipada, y cuya finalidad era exponerlos como las mejores posibilidades en sus respectivos partidos de cara a las elecciones del 2018. Sin embargo, este paréntesis será sólo por algún corto tiempo, ya que los ciudadanos los veremos de nueva cuenta cuando empiecen los tiempos reales de pre campaña, donde los partidos presentarán a sus mejores cartas para que sean los mejores hombres y mujeres los que puedan contender en las elecciones constitucionales del 2018.
El panorama que se viene es muy interesante, porque en algunos casos los partidos tienen que contar con una visión telescópica para elegir a los mejores candidatos, sean hombres o mujeres, para que sean capaces de establecer rutas de proyección que conlleven a realizar programas de trabajo que sean factibles de llevarse a cabo una vez que sean elegidos por los ciudadanos en las elecciones del 2018.
Un aspecto que sin duda veremos en las campañas políticas será la exhibición de los yerros y omisiones que han tenido quienes por ahora detentan el poder, llámense alcaldes, diputados o senadores, lo que incide para que se dé la alternancia política, la cual está muy marcada en municipios como Múgica y Gabriel Zamora, en donde el PRD ha sido incapaz de gobernar dos periodos consecutivos.
Esta vez no será la excepción, al menos en municipios como Múgica, Gabriel Zamora y además Lázaro Cárdenas, este último gobernado por el PRI, pues los alcaldes actuales desde hace tiempo ya le dejaron el camino libre para que sean opción de gobierno otros partidos, como el PRI o MORENA, quienes con gusto ven una serie de fallas que serán un rico filón para darlas a conocer ante los ciudadanos en las campañas electorales.
Los ciudadanos por su parte comentan lo que sienten, pero son voces que por ahora no llegan al que está arriba, porque por el momento no conviene a sus intereses, pero son demandas que serán escuchadas de manera atenta cuando de nueva cuenta busquen llenarse las botas de tierra, justamente cuando anden en busca nuevamente del voto popular, esto es, si sus aspiraciones políticas se lo permiten; sino fuera así, pues partirán al destierro y entrará al clan de los políticos olvidados, como algunos ya están marcados con este destino.
Sin embargo, hay que reconocer que hay alcaldes que con poco recurso han hecho mucho y han sido capaces de conservar el carisma, la humildad y sencillez que tenían antes de ocupar el cargo. Eso es muy preciado por la gente, y lo es más si se trabaja para darle beneficios a la comunidad en general, sin hacer distinción de colores ni de ninguna otra índole.
Por ese motivo, la veda electoral es motivo de refle-xión para todos nosotros. Es hora de mirar a nuestros go-bernantes actuales y esperar con calma si van a participar a algún cargo de elección popular. Es momento de irlos calificando para ver si están aptos para el mismo puesto u otro distinto. También hay que mirar con buenos ojos a la caras nuevas. Políticos que han hecho un trabajo en la comunidad y que saben de la necesidad y requerimientos de la gente. Gente nueva con ideas nuevas. Gente que sepa gestionar y no desde el cargo buscar hacer grilla barata. De esos ya no quieren los pueblos, porque los ideales deben ser mucho más altos.

Comentarios

Comentarios


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *