En mi paseo por la vida…

Redacción Contextos, agosto 30, 2017

Por Gelacio Cruz Luis

En mi paseo por este universo agradezco a la vida por los muchos amigos que han hecho más placentero mi transitar por este paraíso existencial. Amigos que han cuidado cada paso que he dado, tanto en mis éxitos asi como las experiencias que he adquirido en cada tropezón, ya sea por desconocimiento o terquedad en realizar acciones en pos de algo.
Creo con firmeza que muchos han dejado de vivir su propia historia, sólo con el único propósito de ayudar y visionar un futuro prometedor para cada uno de nosotros, aunque con ello dejan que el tiempo se lleve lo mejor que la vida les tiene reservado.
En ese sentido no estoy de acuerdo con las criticas, porque en mi concepto no existen buenas ni malas, al contrario, sólo dejan resentimientos en la persona en la que externas la opinion. He observado que cada persona ve el mundo no como es, sino como es ella. Por eso dos personas pueden ver el mismo evento en un mismo momento pero con diferentes ojos, segun sus espectativas.
Eso habla de que quien vierte su punto de vista en realidad se está autodescribiendo y externa lo que está sintiendo no de lo que realmente está pasando. Existen personas tan convencidas de su punto de vista que intentan convencer a todos que la razón los asiste y no existe más verdad que la que ellos profesan.
Cuando alguien es débil en su conviccion termina aceptando lo que el otro vende como verdad absoluta. En definitiva, el mundo es una interpretación muy personal de cada uno de los eventos establecidos. La gente se encadena a sus fracasos, aceptándolos como verdades y en su amargura proyecta sus derrotas sobre los que los rodean. emitiendo críticas que desde su punto de vista son los mejores.
La crítica es infame porque destruye la confianza y hace perder la serenidad de las personas cuestionadas, al punto de no expresar sus puntos de vista con convicción aún con razón y deseos de triunfar. Curiosamente, la gente que más crítica es la que tiene más complejos de inferioridad, y paradójicamente la que más se molesta cuando se le critica.
Es la que menos valor y agallas posee. Y es a la que dejamos que dirija nuestras vidas quitándonos el poder de protagonizar nuestra propia película.
Los invito a ser la estrella de la telenovela y asumir el Valor de creer en tu potencial para lograr todos tus sueños. El precio de obedecer a los demás antes de a ti mismo es despojarte de la hermosa sensación de vivir tu vida como tú la elijas, vivir con aciertos y errores que son los que le dan sabor al caldo. Así que… ¡vamos a vivir la vida y no tenerle miedo a las críticas! ¡A creer en nosotros mismos a pesar de todo!

Comentarios

Comentarios


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

API

API