Arrancan obra de agua potable en Charapendo

Redacción, mayo 11, 2017

*Obra comprometida por el Gobernador con el gobierno de Francisco Villanueva Mora

El alcalde Juan Francisco Villanueva Mora dio por iniciados los trabajos del nuevo sistema de agua que abastecerá a Charapendo.

El alcalde Juan Francisco Villanueva Mora dio por iniciados los trabajos del nuevo sistema de agua que abastecerá a Charapendo.

Charapendo, municipio de Gabriel Zamora, Mich.-El presidente municipal, Juan Francisco Villanueva Mora, dio el banderazo de arranque a una de las obras más importantes de su administración, la cual una vez concretada en 120 días, abastecerá de agua potable a toda la población de Charapendo, un poblado ubicado en la zona de transición entre la tierra fría y la caliente, que cuenta con un caserío que alberga a mil 118 personas.
En el auditorio municipal, ubicado en el corazón de este poblado, Villanueva Mora, junto Carlos Paredes Correa, titular de CEDEMUN, en representación del gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo; Germán Tena Fernández, quien encabeza la Comisión Estatal del Agua y Gestión de Cuencas (CEAC); el alcalde de Múgica, Salvador Ruiz Ruiz, así como encargado del orden, jefe de tenencia y pobladores, se dio el arranque de esta importante obra en donde se hará una inversión global de 12 millones 557 mil 332 pesos con 44 centavos.
Este poblado desde siempre ha presentado problemas con el abasto del vital líquido. En años anteriores, esto es, antes del año 2008, la población se abastecía de pipas que provenían de la ciudad de Uruapan, cuyos conductores le vendían a la población el agua para el consumo humano, en tanto que sus necesidades secundarias las solventaban con agua de riego, que proviene de los canales que abastecen las parcelas de nanche, guayaba, mamey y naranja, que se encuentran diseminadas por toda la región.
Ante este panorama, el perredista Rodolfo Santacruz Parra en su último año como alcalde de Gabriel Zamora introdujo la tubería del agua potable desde el manantial La Tzararacuita hasta Lombardía, que es la cabecera municipal. En su trayecto esta importantísima obra hidráulica cruzó poblados como Charapendo, El Atuto y La Gallina, que en conjunto albergan a unos 3 mil habitantes.
Santacruz Parra dejó el cargo y le tocó la alcaldesa Miroslava Meza Virrueta hacer la distribución del vital líquido. Entonces en Charapendo se abrieron las cepas en las calles y se introdujo la tubería que a la postre dotaría de agua potable a las familias de esta comunidad.
El agua se entregó a los habitantes por medio de tandeo, es decir, unos días se les daba a unos y luego a otros, esto con el fin de que la poca agua que le dejaban a Charapendo alcanzara para todos los hogares. Así funciona en la actualidad, aunque hay quejas de que a unos no les llega el vital líquido y eso es factor para que omitan realizar su pago, el cual es uno de los más baratos de todo Michoacán, pues el comité local, encabezado por Antonio Jiménez Suárez, Elías Jiménez Navarrete y Leopoldo Madrigal Bravo, optó por cobrar un peso diario como tarifa por el servicio, es decir, una cuota de recuperación de 365 pesos al año.
Esta distribución del agua mermó la llegada a su destino final que es la cabecera municipal, pues además de Charapendo, las otras dos comunidades también influyen para que el caudal disminuya y con ello se afecte su distribución en beneficio de los habitantes del poblado de Lombardía.
Ante esta situación, el gobierno de Villanueva Mora junto con el comité de agua potable de Charapendo, que es la comunidad con un mayor número de habitantes que El Atuto y La Gallina, picaron piedra para que les fuera autorizado el proyecto de tener su propia tubería, la cual se abastecería de los manantiales de Matanguarán, una zona ubicada a casi 10 kilómetros de este poblado, la cual cuenta con nacimientos de agua propia para el consumo humano.
Por esa razón, luego de años de lucha, fue el gobierno municipal actual quien intervino ante el gobernador Silvano Aureoles Conejo para la consolidación de la obra. Incluso, el 2 de abril, durante la visita que realizó el mandatario estatal a la cabecera municipal, de nueva cuenta Villanueva Mora le pidió apoyar a Charapendo para que se autorizara el proyecto que le permitirá a Lombardía contar con un mayor volumen de agua y así esta localidad pueda contar con su propio sistema de abastecimiento del vital líquido.
Silvano Aureoles en ese momento giró instrucciones a Germán Tena de empezar en la mayor inmediatez los proyectos, quien se comprometió en a que en un mes comenzaban los trabajos de introducción de una nueva tubería, lo cual el funcionario cumplió al pie de la letra.
Ante este arranque de obra, Leopoldo Madrigal y Elías Jiménez sonríen y explican que el agua ahora sí alcanzará para toda la población, además que de que la tendrán las 24 horas del día, pero advierten: “la gente tendrá que aprender a cuidarla, porque por años hemos sabido lo que es la escasez, y si no la cuidamos se acaba”, dice Elías en tono serio.
Esta obra se habrá de construir con aportación del gobierno estatal por un monto de 10 millones 057 mil 332.44 pesos, el gobierno local con 2 millones 200 mil pesos y la comunidad con 300 mil pesos.

Comentarios

Comentarios

,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

abraham

abraham