SIN PERFIL

Redacción, Enero 12, 2017

Por ANTONIO TAVERA AYALA

“PAGO DE ENGOMADO O REFRENDO Y OBTENCIÓN DE PLACAS VEHÍCULARES 2016”
El sábado 19 de marzo de 2016, bendita fecha, se me ocurrió acudir a pagar el refrendo anual de 2016 y de una vez obtener las nuevas placas que Silvano Aureoles tuvo a bien cobrar y darnos otra enchufada buena, aún y cuando se determinó un subsidio a los contribuyentes cumplidos, y digo bendita fecha porque es el día de San José, nombre y santo de un gran amigo mío, que en paz descanse y que fue mi benefactor en mi tiempo de estudiante, Dios lo tenga en su santa gloria, pero continuando con la narración de esa aventura les diré que fue de lo más atroz de ese sábado 19 de marzo de 2016, y les cuento porque ya en dos ocasiones antes de esta fecha acudí a preguntar los requisitos y saber cómo estaba el ambiente, siendo esto en el módulo de la central camionera de Morelia Michoacán, una vez que reuní todos los requisitos porque piden hasta las perlas de la virgen de Santa Genoveva de Brabantes, y el día 18 de dicho mes por la noche le dije a mi hija la mayor que me tenía que acompañar, pues muy de mañana del sábado llegamos al módulo a las 5 y media con un frio insoportable, ya había como 20 personas en la fila, a partir de ahí empezó a llegar la gente hasta llegar la fila a la entrada de la sala B y dar vuelta hacia donde había empezado, a las 9 de la mañana con cinco minutos empezaron a atender, y a recorrer la fila muy lentamente, llegó el momento en que me tocó turno, pero para ello había preguntado dos veces si ahí en esa fila se podía pagar el refrendo del año y obtener las placas y siempre me mandaron a esa fila original, pues al llegar mi turno me dijeron usted debe formarse en esa otra fila, para ello debo comentar que un fulano que dijeron era el jefe de ahí, empezó a llevarse a la gente de la fila principal para hacer otras dos, les dije que había preguntado y me habían enviado a esa fila en la que estaba, porque según la otra fila era solo para pagar el engomado y retirarse sin obtener las placas, yo iba para realizar las dos cosas, por eso lleve a mi hija, para que me ayudara e hiciera la otra fila, me dejo pasar el policía y ya en la antesala me dicen fórmese ahí, total me forme y tardaron años en atenderme, pregunte ya que pague el refrendo, ¿me darán mis placas? y me dice el muy zángano cajero, vaya hacer fila, le dije “¿Cómo crees?”, “si ya estoy aquí ya pague”, “…a la fila…”, sin misericordia, sin más ni más “…a la fila…”, pero consciente que había dejado a mi hija en la fila advertido por una señora que me antecedía pues no hice mayor coraje, cuando salí me dirigí a obtener copias de los pagos del refrendo de 2016, volví a la fila y como mi hija se había hecho a un lado para dejar pasar a los de atrás, oh sorpresa que no me dejan entrar ni el policía ni las demás gentes que iban en la fila, argumentado que mi hija no iba en ella, me bronqueé con la gente y con el policía, regañando a mi hija porque se salió de la fila, enfurecido me dirigí al estacionamiento para largarme de ahí con aquel coraje, cuando me habló el policía, al acercarme me dice: la señora dice que si estaba usted aquí, fórmese hice más coraje reclamándole al policía cuando Él mismo dijo que no había visto a mi hija ahí, la señora me dice: “…si señor honestamente usted si iba aquí…”, pasé a caja nuevamente revisaron mis papeles, me mandan a una ventanilla de ahí a otra y finalmente me dieron las placas, ¿qué quiero que quede claro con esta narrativa? Que gobiernos van gobiernos vienen y solo están listos para cobrar impuestos y derechos pero no para mejorar ni instalaciones ni los procesos del servicio, que son prepotentes y estúpidos, engreídos, porque no entienden que con lo que nos cobran se mantienen y roban, que se debe dar una atención mejorada, cuando uno paga los impuestos y sabe que el recurso en lugar de llegar a beneficiar a la sociedad a través de servicios, son aprovechados para mantener a cada parasito, así como los corajes que lo hacen pasar, es cuando dice uno y ¿para eso pago tanto dinero en impuestos y derechos? Salimos a las doce del mediodía, 6 horas y media para hacer un simple trámite y siendo el número 20 en la fila, que barbaridad, no hay cambios, no hay mejoría no hay nada solo cobros y malas atenciones, ninguna necesidad tenía mi hija que la regañara, que la desmañanara, porque para eso nos levantamos a las 4 de la mañana para poder llegar a ese lugar, todo es una situación que desespera, que pone los pelos de punta, que hace que se salga uno de los estribos, se los paso al costo para que sepan qué clase de gobierno tenemos, que clase de servidores nos atienden, y los corajes que nos hacen pasar, y además tomen precauciones, porque en definitiva ya viene otra vez enero y hay que pagar el engomado nuevamente, y volver a sufrir. Amigos de CONTEXTOS, Sugerencias al mail taversss@hotmail.com, gracias por su preferencia, que DIOS los bendiga hasta la próxima.

Comentarios

Comentarios

,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *