CIUDAD DE MÉXICO, 14 de abril.- El festejo de Lewis Hamilton tras haber ganado el Gran Premio de China sigue dando de qué hablar e incluso lo califican como una “payasada”, luego que le roció champán a una chica del podio en la cara.

“Las fotografías parecen demostrar que solo salpica a la mujer, pero el champán está siendo dirigido de forma muy concreta a su rostro, y para mucha gente es evidente que ella no está disfrutando de la payasada. Es una situación difícil para una chica de parrilla, ya que seguramente no tuvo más opción que quedarse allí”, dijo Roz Hardie, jefa ejecutiva de Object, campaña sobre el sexismo en los medios, a Daily Mail.

Asimismo agrega que el festejo se vio empeñado por lo que parece un “comportamiento egoísta y desconsiderado”.

Hardie sugirió que Hamilton debe de disculparse y “pensar cuidadosamente acerca de cómo se comporta en el futuro”.a