LA COLUMNA

Redacción Contextos, marzo 12, 2014

José Cruz Delgado/ Especial ANI

Aún cuando fueron muchos los embustes de los gobiernos panistas durante los dos anteriores sexenios, uno más del que encabezó Felipe Calderón fue puesto al descubierto la madrugada del domingo con la muerte de Nazario Moreno González, El Chayo, abatido por infantes de la Marina en el municipio de Tumbiscatío, después de que en diciembre de 2010 se anunció que el fundador del Cártel de La Familia Michoacana y después líder de Los Caballeros Templarios, resultó “muerto” en un enfrentamiento con las fuerzas federales y hacer creer que sus sicarios “se habían llevado su cadáver”.
La patraña calderonista dada a conocer por Alejandro Poiré, vocero del gabinete de seguridad y después secretario de Gobernación y confirmada por su entonces jefe en el siguiente informe de gobierno que rindió ante el Congreso de la Unión, se vino abajo y demostró hasta qué grado llegaron los engaños gubernamentales el sexenio pasado.
DE ESTO Y DE AQUELLO…
Durante su nueva visita a Michoacán, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reconoció que hay “conflictos” entre los grupos de autodefensas en ese estado, por el protagonismo de algunos de quienes los lideran y su acercamiento a los funcionarios federales enviados a darle seguimiento al programa de ayuda del gobierno federal.
Y es que después de que el doctor José Manuel Mireles, líder de las autodefensas de Tepalcatepec, fuera desconocido como vocero de esos grupos de civiles armados en otros municipios de Michoacán, ahora se hizo lo mismo con Hipólito Mora, que lo es de La Ruana.
La tarde del lunes, un grupo antagónico a Mora, asumió el control de los accesos a esa población, municipio de Buenavista Tomatlán, apenas horas después de que el titular de la Segob estuviera ahí.
El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, se rindió ante la CNTE. En el estado con los peores índices educativos y con los mayores niveles de marginación, la Reforma Educativa no aplicará, por lo menos en el futuro cercano.
Es un verdadero drama por lo que puede significar para los niños oaxaqueños, condenados, por lo visto, a sufrir de los peores maestros y de notorias ausencias de oportunidades.
Ése es el meollo del asunto, ya que al impedir la aplicación de la reforma, lo que se hace es perpetuar la situación que ahora impera y que está construida con presupuestos y con un control férreo de la CNTE, sobre todo en el ramo educativo.
A nivel nacional la Coordinadora no logró grandes resultados, a pesar de que mantuvo un costoso plantón en la ciudad de México, y no los obtuvieron porque no cuentan con un respaldo social amplio.
Era difícil buscar solidaridad para no ser evaluados y para no entrar en proyectos de mejoría profesional. Son, a fin de cuentas, un grupo de presión y que como tal defiende sus intereses, muy personales por cierto.
Sin embargo, su fuerza en Oaxaca es evidente y ya han demostrado en el pasado de lo que son capaces dejando a más de un millón de niños sin escuela y montando un cerco en el centro de la capital del estado que hizo quebrar a pequeños comerciantes y alejó al turismo.
Con esas variables juegan para tener a los gobiernos estatales, como también es el caso de Michoacán, donde los democráticos mantienen un plantón indefinido en las afueras del Congreso local, acorralados y sujetos a sus caprichos.
La buena noticia, resultado de la visita oficial del Presidente Enrique Peña a Ecuador, es que el Fondo de Cultura Económica tendrá una filial en Quito. El director de la editorial mexicana, José Carreño Carlón, dijo que es una de las formas más gratificantes de celebrar los 80 años del FCE, pues se ampliará el mercado a los autores de la región y se dará un nuevo paso en el proyecto de integrar un verdadero mercado del libro latinoamericano.

Comentarios

Comentarios

,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

API

API